Remedios caseros para la bursitis

Índice
  1. ¿Qué es la bursitis?
  2. Causas y Síntomas
  3. Remedios caseros para la bursitis
    1. a) Sal de Epsom:
    2. b) Ejercicios de rango de movimiento:
    3. c) Patata:
    4. d) Pimienta de Cayena:
    5. e) Aceite de Oliva:
    6. f) Rábano picante:
    7. g) Yoga:
    8. h) Jugo de naranja:
    9. i) Piña:
    10. j) Aceite de linaza:
    11. k) Cúrcuma:
    12. l) Detener la Actividad:
    13. ratones:
    14. n) Aceite de ricino:
    15. o) Revisa tus zapatos:
    16. p) Almohadilla térmica:
    17. q) Escalera de tijera:

Cuando la inflamación o la irritación golpean los 'sacos' que protegen las partes vitales del cuerpo, tienes un caso de bursitis en tus manos. Los atletas y las personas muy activas enfrentan un mayor riesgo de desarrollar la afección, pero con la ayuda de remedios caseros para la bursitis, puede tratar los síntomas y aliviar las molestias con simples trucos del oficio de curar.

bursitis

¿Qué es la bursitis?

Situada entre los tejidos (como huesos, músculos, tendones y piel), la bursa es un saco lleno de líquido lubricante que disminuye la cantidad de roce, fricción e irritación que se produce en el cuerpo. Las principales partes del cuerpo afectadas incluyen el codo, el hombro, la rodilla, la cadera y el tendón de Aquiles. Cuando experimenta inflamación o irritación de estos sacos, corre un mayor riesgo de sufrir una lesión en las partes del cuerpo afectadas.

Causas y Síntomas

El impacto repetitivo suele ser el origen de la bursitis, pero la afección también puede desarrollarse si ha sufrido una lesión más grave. El proceso de envejecimiento también juega un papel en la afección, ya que los tendones en proceso de maduración toleran menos estrés y son más susceptibles al desgarro. Si participa en actividades de alto riesgo, como jardinería, lanzamiento, tenis, golf o carpintería, aumentará sus posibilidades de desarrollar bursitis. Otras causas de bursitis incluyen [1]:

• Una postura incorrecta
• Pobre estiramiento antes del ejercicio
• Huesos o articulaciones anormales
• Huesos o articulaciones mal colocados
• Condiciones médicas (artritis reumatoide, gota, trastornos de la tiroides)
• Reacción a la medicación
• Infección

La bursitis trae dolor que se acumula gradualmente, pero también puede causar molestias repentinas y graves.
La presencia de depósitos de calcio también aumentará los niveles de dolor. Algunas personas pierden el movimiento en el hombro como uno de los signos de la afección.

Remedios caseros para la bursitis

Si tiene más de 40 años, la bursitis se convierte en un problema cada vez mayor a reconocer. Si padece los síntomas de esta afección, los remedios caseros para la bursitis pueden ayudar a aliviar las molestias y facilitar la realización de las actividades diarias. Un puñado a considerar incluye:

a) Sal de Epsom:

Agregue dos tazas de sal de Epsom a un baño tibio y déjelo en remojo durante 30 minutos. Los músculos y las articulaciones adoloridos responden a la sal de Epsom porque contiene magnesio, que es una sustancia antiinflamatoria y antiartrítica. El cuerpo absorbe parte del magnesio durante un baño, lo que puede aliviar el dolor en las articulaciones, mejorar el estado de ánimo general, mejorar la circulación y promover la curación. Al remojar, continúe agregando agua caliente para mantener una temperatura elevada.

b) Ejercicios de rango de movimiento:

Use ejercicios de rango de movimiento para obtener alivio de la bursitis.

c) Patata:

Agregue una papa rallada a una taza de agua y deje reposar la mezcla durante la noche. Cuele el contenido por la mañana y beba el líquido antes de desayunar. Beber el remedio a diario ayuda a aliviar los síntomas de la bursitis.

d) Pimienta de Cayena:

Hervir una cucharada de pimienta de cayena y una taza de vinagre de sidra de manzana. Deje que la mezcla hierva a fuego lento durante unos 15 minutos. Sumerja un paño en el líquido y aplique sobre el área afectada como una cataplasma.

e) Aceite de Oliva:

Masajee aceite de oliva en las áreas afectadas con aceite de oliva tibio todos los días para evitar que la bursitis regrese. Este remedio casero también ayudará a aliviar el dolor.

f) Rábano picante:

Humedezca la raíz de rábano picante recién rallada con agua. Transferir a una pequeña bolsa porosa y utilizar como cataplasma. Aplicar sobre las articulaciones afectadas.

g) Yoga:

Para volver al ritmo de los ejercicios extenuantes, incorpore estiramientos suaves de yoga en su rutina diaria, como Camel, Cobra, Cow, Cat, Spinal-Twist y Forward Bend.

h) Jugo de naranja:

La vitamina C contenida en el jugo de naranja ofrece curación antioxidante que ayuda a una persona a recuperarse de una lesión. La vitamina también previene que se produzcan futuras lesiones. Los estudios han demostrado que no obtener suficiente vitamina C puede afectar la formación y el mantenimiento adecuados de la bursa. Se sugiere obtener al menos 60 miligramos al día. Tres cuartas partes de una taza de jugo de naranja al día cumplirán con su cuota diaria.

i) Piña:

Se ha demostrado que una enzima llamada bromelina que se encuentra en la piña reduce la inflamación asociada con las lesiones deportivas, como la bursitis. También puedes usar piña para reducir la hinchazón.

j) Aceite de linaza:

Con una gran cantidad de omega-3, el aceite de linaza puede reducir la inflamación relacionada con la bursitis. Una forma de aumentar su consumo es agregar una o dos cucharadas a su aderezo para ensaladas.

k) Cúrcuma:

La curcumina es un antiinflamatorio eficaz que se encuentra en la cúrcuma y que puede tratar los síntomas de la bursitis. Tome 500 miligramos de extracto tres veces al día para ver resultados o consuma alimentos con cúrcuma añadida.

l) Detener la Actividad:

Permita que sus articulaciones descansen absteniéndose de las actividades que causan dolor.

ratones:

Cuando una articulación esté caliente al tacto, use hielo para calmar los síntomas. Alterne con 10 minutos de hielo y 10 minutos de descanso. Repetir.

n) Aceite de ricino:

Cuando ya no se necesite hielo para aliviar las articulaciones calientes y dolorosas, extienda aceite de ricino sobre las articulaciones afectadas y luego cubra con algodón protector antes de usar una almohadilla térmica para tratar los síntomas.

o) Revisa tus zapatos:

Algunas personas sufren bursitis en el talón y lo más probable es que hayan desarrollado su afección al usar zapatos que no les quedan bien. Deje de apretar el calzado que no es de su tamaño adecuado para aliviar los síntomas de la bursitis.

p) Almohadilla térmica:

Después de la hinchazón inicial de la bursitis (que a menudo desaparece en tres o cuatro días), use una almohadilla térmica para aumentar la circulación. Deshacerse del exceso de líquido a través del calor también promueve la curación y trata el dolor.

q) Escalera de tijera:

La bursitis que afecta el hombro significa que estirarse por encima de la cabeza, empujar y tirar puede causar o intensificar el dolor. Cuando necesite alcanzar algo, use un taburete o una escalera de tijera para evitar molestias. ?

Recursos

[1] http://www.webmd.com/osteoarthritis/guide/arthritis-bursitis

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, se acepta el uso y si no lo desea puede configurar el navegador. CÓMO CONFIGURAR

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario.    Configurar y más información
Privacidad